Sudáfrica: relato de una aventura en primera persona

Rugidos de leones en medio de la noche, ritmos y cantos africanos, jirafas entre los árboles, viñedos y bodegas en la Ruta Jardín, el ascenso a la Table Mountain y el recuerdo de Nelson Mandela en Ciudad del Cabo: postales en primera persona de un viaje por este país del sur de África.  Nota del diario Clarín, aquí.

Llegamos hace unos días, y no podemos dejar de decir que éste ha sido “el viaje de nuestras vidas”. 

África no es neutral para el alma, deja huella en el corazón y creo que todos volvemos esperanzados en que ojalá pudiéramos traernos de vuelta una parte, por ínfima que sea,  de sus mágicos amaneceres o mansos atardeceres, de la sincera calidez y la permanente blanca y transparente sonrisa de su gente o de la salvaje mirada de las fieras entre la maleza. Pero es más. Mucho más.

Pingüinos en Boulders Beach. Sudáfrica.
Pingüinos en Boulders Beach. Sudáfrica.

Comenzamos nuestro viaje en la imperdible y multicultural Ciudad del Cabo, allí nos esperaba Guadalupe, nuestro enlace y guía de Dinka Travel. A poco de andar nos trepamos por cable carril a la Table Montain, y en un día de los más diáfanos que se puedan pedir teníamos la ciudad, sus costas y sus playas a nuestros pies. Probamos la gastronomía y hospitalidad sudafricana en Mamá África, recorrimos sus pintorescas calles y mercados. Bebimos su cultura. Apreciamos sus construcciones de trabajada madera y colores de la colonia. Vimos Roben Island lugar de encierro de Nelson Mandela por más de 20 años. Recorrimos sus costas y llegamos a Cabo Buena Esperanza y al Cabo Agulhas, nos encontramos con la confluencia y unión del “verdoso” Atlántico con el “turquesa” Indico, algo  indescriptible.

Inmediatamente alquilamos una 4×4 preparada y equipada para safari y recorrimos más de 5.500 km. sobre modernas autopistas, excelentes rutas en permanente mantenimiento, matizados con caminos y senderos de tierra colorada africana, ripio y arena del desierto.

15590177_10154205104327532_4378154777738602641_n
Entrada al Parque Nacional Kruger – Sudáfrica

Nuestro viaje continuó recorriendo la denominada Ruta Jardín sobre el Índico lugar de viñedos bien cuidados y excelentes vinos, sitio de pingüinos y hábitat del temible tiburón blanco. Seguimos subiendo hacia el Ecuador acostándonos a las nueve de la noche y levantándonos a las cinco de la mañana. Subimos serpenteando hasta los 2.000 metros de altura, cruzamos el místico desierto de Kalahari en época de migración animal que nos permitió encontrar decenas de elefantes con sus crías haciendo su camino hasta llegar a las Cataratas Victoria, un pequeño pueblo construido para el turismo con hoteles que aunque con un look muy africano, podrían estar perfectamente en Macao o Las Vegas. Las cataratas consideradas una de las maravillas del mundo son en verdad un paisaje estremecedor. En medio de un escenario donde predomina el verde de la exuberante vegetación mezclado con el amarillo reseco de pastizales, la fuerza impresionante del Río Zambeze cayendo a una garganta que forma una culebra profunda cavada en la montaña es impresionante.

IMG_1231
Navegación del Rio Chobe – Botswana

En nuestro periplo de 20 días visitamos Sudáfrica, Botsuana, Zimbabue, Zambia y las costas de Namibia en navegación por el Rio Chobe. Recorrimos el Kruger National Parck, el Santuario de elefantes Addo Elephant, el Khamarhino Santuary, el Chobe National Parck, el Hluhluwe Umfolosi Parck, Isimangaliso Parck y los puentes colgantes del Tsitsikamma.

Visitamos entre otras ciudades, Hermanus, Storms River, Durban, Santa Lucía, Kasane, Mossel Bay, Coffee Bay, Port Elizabeth, pernotamos en Lodge muy cómodos y confortables en medio de la naturaleza y rodeados de animales salvajes, hoteles boutique espectaculares, chozas nativas sin energía eléctrica y exquisitos y señoriales hoteles como el Victoria Falls, construido en 1950 de arquitectura  victoriana – lujoso y austero a la vez – mantenido y atendido exactamente igual que ese entonces cuando era visitado por los exploradores, adinerados aventureros y toda la realeza inglesa.

San Agustín decía que: “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. Se podría agregar, que quien viajó mucho y no conoce África, sólo dio vuelta la manzana.

IMG_E0206.jpg
Parque Nacional Umfolozi – Sudafrica

En cada aldea nativa o poblado visitado se podía apreciar la cuidada vestimenta escolar de los niños, las multicolores vestimentas de su gente con rastas de todo tipo, forma y color. Las viviendas en forma de chozas pintadas de intensos colores en los faldeos de los cerros son una pintura de Claude Monet. No hay motos, ni ciclomotores y pocas bicicletas. En África austral, la mayoría descendientes de zulúes o bosquimanos todo se hace caminando o en pequeños tranfers de doce a quince pasajeros con un acopladito para llevar los bultos. Hay miles.

Los nativos siempre caminan, van y vienen, deambulan  por las calles y las rutas sin prisa pero sin pausa, pero “No todos los que deambulan están perdidos” dijo J. R. R. Tolkien.

Otro tema, son los mercados populares en cada poblado. Verdaderos hormigueros humanas donde todos gesticulan, van y vienen transan sin parar vendiendo y comprando lo que sea.

Se nota y percibe a simple vista que hay todavía una enorme diferencia y poder económico entre los nativos de tez negra y los blancos, pero en todos lados se respira una perfecta armonía, no hay tristeza, amargura o resentimiento en la cara y actitud de nadie, siempre hay amabilidad, cordialidad y risas. Todos conviviendo en paz y orden entre ellos y con la naturaleza incluyendo los animales que por las noches circulan como un vecino más por las calles de cualquier ciudad.

Vimos y convivimos con imponentes rinocerontes, enormes manadas de elefantes, elegantes y esbeltas jirafas, rayadas cebras, hienas, jabalíes, antílopes impalas, Kudú, orix y gacelas, alertas águilas pescadoras, babuinos y monos atrevidos y traviesos con sus crías por doquier, ñus, búfalos africanos, guepardos y tortugas. Navegando por el Río Chobe nos acercamos a espectaculares hipopótamos y amenazantes y enormes cocodrilos siempre rodeando la embarcación. Tuvimos la suerte de estar con leones salvajes a sólo pasos de ellos y hasta poder tocarlos. Increíble, el rey de la selva andando a nuestro lado.

IMG_E0407.jpg
Parque Nacional Cataratas Victoria – Zimbabwe

Adrenalina pura corre por nuestro cuerpo con cada aparición animal tan cercana y repentina. Vimos los cinco grandes, que más podíamos pedir.

IMG_E0230.jpg
Pic Nic en el Parque Nacional Kruger – Sudáfrica

Todo nuestro recorrido fue custodiado por incontables enormes  termiteros de tres a cuatro metros de altura, que asemejan un paisaje lunar.

También hay recuerdos que evocan otras sensaciones vividas en nuestro viaje. África está repleta de culturas y símbolos que se han convertido en auténticos suvenires tradicionales africanos.

En África Austral aprovechan los cascarones de huevos infértiles de avestruz para elaborar artesanías preciosas por su textura porcelanosa, tamaño y belleza. No hay dos iguales porque son totalmente naturales. Pintados a mano y diseñados con colores muy vivos. Hay una muestra original del arte austral, caracterizado por el principal uso de la madera y la piedra con la que tallan diferentes figuras de animales. Encontramos gran variedad de fauna representada en este arte tradicional étnico.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”, dijo el expedicionario Samuel Johnson.

Hicimos 5.500 km. en un paisaje del África como en las películas gracias al conocimiento de nuestra guía Guadalupe.

IMG_E0183.jpg
Safari en el Parque Nacional Addo Elephant – Sudáfrica

Ver animales corriendo libres, lo que supone mirar a la naturaleza directamente a los ojos es una de las sensaciones más gratificantes que se pueden tener viajando. Quizás porque podemos presenciar y valorar la vida en todo su esplendor, y a su vez da mucha felicidad contemplar la belleza irrefutable de esa libertad.

Abel.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s